Reseña de Pétalo 21 Belkys Rodríguez Blanco – Escritora y Periodista


RESEÑA de PÉTALO 21

Belkys Rodríguez Blanco – Escritora y Periodista

Hay historias que se quedan en la superficie de la piel y otras que llegan al tuétano del alma. Con un solo toc toc, «Pétalo 21» me llevó con él en su vuelo mágico por las páginas de un libro que habla de amistad, esperanza, amor, sueños, valentía y tiene muchos otros ingredientes que hacen que vuelvas a él más de una vez, con esa mirada de niño que perdura en el corazón adulto. Sandra Franco Álvarez es la «brujita de fiar» que dio vida a los personajes de este cuento, y Tania Coello Vega, la ilustradora que con su paleta de colores dibujó el rostro de cada uno de ellos.

El protagonista de «Pétalo 21» es un delicado pétalo de margarita que soñaba con tener un corazón. Vivía muy feliz junto a otras hermosas flores en el Huerto de los Gatos Tricolores. El señor Pierre cuidaba muy bien de sus plantas y, claro está, de sus gatos. La vida de «Pétalo 21» cambia por completo cuando el dueño del jardín decide vender sus flores a un gran almacén. Por esos misterios del azar o el destino, el personaje principal de este cuento vivirá una gran aventura, de la mano de Cassilda, una bruja de «fiar». Ahora, debo morderme la lengua pues por nada del mundo quiero revelarte los detalles de una historia que, a mí, una adulta de 51 años, me conmovió tanto que alguna que otra lagrimita se escapó rauda y veloz y fue a parar a las páginas del libro. En honor a la verdad, también me hizo sonreír.

El universo de Sandra es como una cajita con alas que vuela tan alto hasta tropezar con las nubes. De su interior se escapan personajes verdaderamente curiosos. Unos te emocionan, otros te hacen reír y algunos hasta te pueden parecer un tanto rocambolescos, como esa bruja de «fiar» que vive con una lechuza y que no puede volar si su «vehículo» no ha pasado la Inspección de Transporte de Escobas. Y las brujas de «no fiar» mejor no mencionarlas; son malintencionadas y mentirosas e intentan arrastrar a las de buen corazón como Cassilda hacia el lado de las sombras. En la batalla de brujas, las de «fiar» luchan como gladiadoras para cambiar el corazón de las de «no fiar». Si estuviera en tu lugar, por nada del mundo me perdería esta singular lucha.

«Pétalo 21» y Cassilda hablan lenguas distintas. ¿Lograrán entenderse? ¿Encontrará este pétalo poco común otros amigos en su volar por esos caminos buscando un corazón? ¿Has oído hablar del Hogar de Los Latidos? Aquí pongo      «punto en boca», como decía mi abuelita. Solo puedo recomendarte que entres de puntillas en este libro que es una joya del sello editorial de literatura infantil y juvenil Alargalavida de la editorial canaria, Bilenio Publicaciones.

Te animo a que camines muy despacio por las páginas de «Pétalo 21», saborea cada palabra, cada sonrisa, cada color. Te garantizo que vivirás un viaje extraordinario, lleno de sorpresas y emociones. Además, como asegura uno de los personajes, «los pétalos siempre traen buenas noticias». Yo solo agrego que vuelan tan alto como un águila y hacen pequeños milagros para todos aquellos que permanezcan muy atentos a su vuelo.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInPin on Pinterest